lunes, 28 de febrero de 2011

El día que me encontré con Don Quijote

Ayer por la tarde cuando iba camino de mi casa me encontré a Don quijote, que iba subido en el autobús, con la espada sacada y diciendo:
-Morid malditos leones.-Yo le pregunté:
-¿Señor Don quijote qué hace?-. Y él me respondió:
-Estoy intentando matar a estos leones-.Que los confundió con personas.A mi abuela que iba conmigo la confudió con un león. La pobre está chepada y le dió un susto cuando intentó clavarle la espada. Ella se cayó para atrás y Don Quijote dijo:
-Ya está el feroz león muerto ¡Menos mal que no me ha mordido!-. Mi abuela lleva puesta una dentadura postiza, del susto se le cayó al suelo.
Ella dijo:
-¡Ay señor !-.Que me vais a matar, encima de que me queda poco usted me quiere matar del susto.
Cuando Don quijote se bajó del autobús se fue directo al supermercado, al que confundió con una fábrica de hormigas que le picaron y le dejaron sin barba.
                                                                           Carmen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada